Parvovirosis

¿Quién no ha tenido o conoce algún perro que haya sufrido parvovirosis? La mayoría de ustedes responderían: NADIE. Esta respuesta es debida a que esta grave enfermedad, que padecen los perros, es muy frecuente. En esta ficha vamos a intentar responder a las preguntas clave que surgen al hablar de esta enfermedad.

¿Qué es el parvovirus?

Parvovirosis
Parvovirosis

Es una enfermedad vírica muy grave y contagiosa que afecta a los perros, produciéndoles básicamente signos digestivos. Esta enfermedad no afecta a gatos ni a personas. Fue descubierta en 1978 y puede afectar a perros de cualquier edad no vacunados, aunque es particularmente virulenta en animales menores de 6 meses. Hay algunas razas (rottweilers, dobermans y nórdicas) que son más sensibles al virus de la parvovirosis, aunque la razón de ello aún no se conoce.

Sintomas de la parvovirosis

Los signos más frecuentes son diarreas hemorrágicas, vómitos, apatía, anorexia, pérdida de peso, fiebre, dolor abdominal y, a veces, muerte súbita (aproximadamente un 20% de los casos). Esporádicamente, en animales de edad inferior a los 2 meses, el virus puede producir inflamación del músculo de corazón (miocarditis). A veces, el cuadro clínico puede ser muy ligero, con períodos de vómitos, apatía y alguna diarrea, pero otras veces puede ser más grave y presentar depresión y deshidratación severa, shock o sufrir una muerte súbita.

La vía de entrada del virus es oral, multiplicándose posteriormente en los ganglios linfáticos de la zona para posteriormente pasar a la sangre (viremia) y así distribuirse por el intestino, la médula ósea, el corazón y otros órganos. Al final se elimina por las heces, que son la fuente de contagio para otros animales.

La presencia del virus en el intestino produce destrucción de las células intestinales y, por tanto, producen malabsorción y maladigestión. En consecuencia aparece diarrea con pérdidas importantes de líquido y proteínas. Esta destrucción predispone además a las infecciones bacterianas.

La multiplicación del virus en la médula ósea produce una disminución de la población de glóbulos blancos (principalmente los neutrófilos) que son fundamentales en la defensa del organismo frente a otras infecciones, principalmente las bacterianas. Este hecho predispone a los animales con parvovirosis a padecer bronconeumonías o incluso sepsis.

La evolución de la enfermedad suele ser rápida, muchas veces 3 ó 6 días después de la infección los perros ya tienen síntomas.

Diagnóstico de la parvovirosis

El diagnóstico se realiza por la historia clínica, los síntomas, la presencia de leucopenias severas (disminución de los glóbulos blancos) y la detección del virus en las heces mediante técnicas serológicas como el ELISA o la hemoaglutinación. Sin embargo, existen otras muchas enfermedades que producen síntomas parecidos, por ejemplo: virus como los rotavirus, bacterias como la salmonela o alteraciones hormonales como el Addison (o hipoadrenocorticismo). Además, los tests serológicos pueden dar falsos negativos, sobretodo si se realizan en los primeros días de infección o cuando ya han pasado más de 12 días. Todo estos problemas se deben a que en muchos casos no se encuentran partículas víricas en las heces.

Tratamiento de la parvovirosis

La realidad es que al ser una enfermedad vírica no existe tratamiento. Por esta razón, el tratamiento siempre tendrá como objetivo el mejorar los síntomas y mantener a nuestra mascota viva para que su sistema inmunitario pueda luchar con el parvovirus. El tratamiento se basa en el control de la hidratación (a través de fluidos intravenosos), en evitar cualquier tipo de complicación bacteriana (a través de antibióticos) y en disminuir en la medida de lo posible las náuseas y los vómitos (a través de ayunos y antieméticos). En ocasiones es posible usar transfusiones de plasma para aumentar las defensas frente al virus. Este tipo de tratamientos duran tiempo, y ademas son costosos, pero por desgracia no aseguran la curación del perro. La mayor parte de los sufren una una mejora en 7-8 días, sin embargo, pero debemos tener en cuenta que se siguen expulsando virus por las heces durente doce a veintiun dias.

Prevenir parvovirosis

Prevenir parvovirosis

Prevenir la parvovirosis

Este virus tiene una gran capacidad para contagiar, y además su eliminación se efectua a través de las heces, por esto no debemos mezclar a los perros infectados con otros que estén sanos sí estos no están vacunados.  Tenemos que recordar que el parvovirus es muy resistente en el ambiente, llegando a ser potencialmente contagioso hasta 6 meses, y además, es muy resistente frente a muchos tipos de desinfectantes, siendo la lejía el único que funciona. En resumen, la prevención es el principal media para la lucha contra este virus.

Vacunar al perro correctamente y controlar el ambiente donde estará el perro (en especial los primeros 6 meses de vida) es de vital importancia para protegerlo. El primer aporte inmunitario contra el parvovirus viene a través de la madre (mas o menos un 80 % de la inmunidad). A través de la placenta se adquiere el rest , y posteriormentedespues el perro estará totalmente reforzado siguiendo una correcta vacunación.


Accesorios de diseño



Brott collar y correa Maians
48,00 €


Brott collar y correa Tremp
48,00 €


Brott collar y correa Pau
51,00 €


Brott collar y correa Montserrat
48,00 €


GREEN comedero antiglotones para perros
29,50 €


Comedero perro Bowl Dog Hueso PEQUEÑO Naranja
25,31 €
Accesorios para perros
Accesorios para gatos



Encuentra más productos en nuestra tienda



¿Te ha gustado este artículo?

Apunta tu email y no te pierdas las novedades en Mundo Animal.



Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

Este sitio web usa cookies, puedes ver la politica de cookies aqui
Política de cookies