Mi perro tira de la correa

En general, que el perro tire de la correa es un hecho que enmascara el problema real: sin correa, probablemente tu mascota no estaría a tu lado. El hecho de que la mayoría de los perros prefiera estar delante de ti para olisquear la hierba o los traseros de otros canes, en lugar de caminar a tu lado, da qué pensar.

Hay perros que simplemente no quieren caminar al lado de sus dueños porque les dan tirones con la correa. Independientemente del motivo por el que tu mascota tira de ella, es necesario que cualquier perro esté educado para pasear correctamente sin tirar de la correa.

Enseñar a tu perro a ir junto a ti usando instrucciones y correcciones en torno a la correa requiere mucha habilidad y dedicación. Pero lo que lograrás, es un perro con buenos modales cuando lleva correa.

Hay maneras más efectivas y agradables de conseguirlo, siguiendo varios pasos de adiestramiento:

  • Enseña a tu perro a seguirte sin correa.
  • Incorpora muchas órdenes de sentarse y estar quieto para incrementar el control y la atención.
  • Enseña a tu perro a seguirte con y sin correa.
  • Ahora, te resultará más fácil adiestrarle para que camine tranquilamente a tu lado con la correa puesta.

¿Cómo enseño a mi perro a seguirme cuando está suelto?

El deseo de tu perro de seguirte y estar cerca de ti es el fundamento necesario para que camine bien llevando correa.

Debes convertirte en el centro del universo de tu perro. Tienes que estimular y reforzar tu atracción sobre él, aleccionándole para que te siga cuando te alejas y alabándole con intensidad siempre que lo haga.

Chasquea los dedos, palméate el muslo o agita una golosina o juguete en la mano para incitarle a que vaya tras de ti. Hazlo con alegría y una actitud muy animada (habla con él, cuéntale cosas, silba, camina con paso airoso e incluso salta y canta).

No toleres las improvisaciones de tu perro: tú eres el líder, no él. Siempre que él intente dirigir la situación, subraya su “error” haciendo lo contrario. Estira el lazo psíquico: si tu perro se adelanta, reduce la marcha o da media vuelta; si se queda atrás, acelera; si va a la derecha, ve hacia la izquierda y viceversa.

Practica en zonas abiertas, como el propio jardín, patios de amigos, canchas de tenis, parques para perros, donde resulte seguro tenerlo sin correa. Dale el pienso de su comida o cena, o chuches, mientras caminas.

Una vez te siga de cerca, cronometra mientras hacéis recorridos de seguimiento en casa, alrededor de los muebles, de una habitación a otra y de casa al patio.

¿Cómo enseño a mi perro a estar tranquilo caminando a mi lado cuando está suelto?

Incitar a tu perro a que te siga sin correa requiere mucha concentración y es fácil dejar que vaya a su aire.

Ordénale que se siente o se tumbe y se quede quieto cada diez metros o así. Hacer que se siente, se tumbe y se quede quieto con bastante frecuencia enseña a tu perro a calmarse y centrarse.

También te brinda la ocasión de recuperar el aliento, relajar el cerebro y evaluar objetivamente el nivel de atención del perro.

Sentarse es algo absoluto: o está sentado o no lo está. Haz que se siente o se tumbe solo durante un par de segundos, lo suficiente para comprobar que está atento, después sigue caminando. Pídele, ocasionalmente, que se tumbe durante un minuto o así, a ver la vida pasar.

Cuanto más integres la conducta de quedarse quieto en el paseo, más cerca, tranquilo y controlado estará el perro cuando te siga.

¿Cómo enseño a mi perro a estar junto a mi, con correa y sin ella?

Ordena al perro que se siente e incítale a que lo haga utilizando como señuelo comida o un juguete, en una mano.

Cámbialo a tu otra mano, dile “junto”, menea el señuelo frente a su hocico y da unos pasos rápidos hacia adelante.

Dile “sienta”, pasa el señuelo a tu otra mano de nuevo, para animarle a sentarse y, si lo hace rápido y bien, puedes darle el premio recompensa.

Repite esta secuencia una y otra vez. Practica dentro de casa y en el jardín, donde haya pocas distracciones, antes de hacerlo en el parque para perros y zonas de paseo en que vaya suelto. Luego solo tendrás que ponerle la correa y verás cómo va junto a ti estupendamente.

Pasear con correa

Enseña a tu perro a no tirar mientras los dos estáis quietos de pie. Agarra la correa firmemente con ambas manos y no te muevas un ápice hasta que el perro afloje la tensión. No importa el tiempo que te lleve. Simplemente plántate en firme e ignora los tirones.

Finalmente, el perro dejará de tirar y se sentará y cuando lo haga, dile “buen perro”, ofrécele un premio de comida y da un solo paso largo adelante, volviendo a quedarte quieto.

Mantente firme, es probable que el perro se lance a todo lo que da de sí la correa, ilustrando así la naturaleza reforzante de permitirle tirar aunque sea con un solo paso. Espera de nuevo a que deje de tirar (no será tanto tiempo esta vez).

Repite esta secuencia hasta que tu perro camine tranquilamente. Puesto que sabe que solo vas a dar un paso, se sentará rápidamente cuando te pares y te quedes quieto.

El perro aprende rápidamente que tiene el poder de hacerte parar y hacerte andar. Si tira de la correa, te paras. Pero si afloja la tensión y se sienta, tú das un paso.

Tras una serie de pasos y paradas en los que no tire, intenta dar dos pasos de una vez. Luego intenta dar tres, cinco, ocho, doce y así. Comprobarás que ahora tu perro camina atento con la correa floja y se sienta automáticamente cada vez que te paras. Y las únicas palabras que habrás usado habrán sido “buen perro”.

Alterna el que vaya junto a ti y caminando con la correa. Durante la mayor parte del paseo, deja que explore y olfatee con la correa floja, pero cada 20 metros o así, haz que se siente, vaya junto a ti y se siente de nuevo, y luego sigue caminando.

Respeta siempre la secuencia sienta-junto-sienta cuando cruces una calle: sentarse antes de cruzar, cruzar junto a ti y sentarse al llegar al otro lado de la calle.

 

 

Juguetes, golosinas y correas para perros



Pelota de tenis. AIR KONG SQUEAKER TENNIS BALL
13,92 €


PULLER Juguete para perro para adiestramiento
21,23 €


KONG Ball Small pelota de goma
15,73 €


Encuentra más productos en nuestra tienda



¿Te ha gustado este artículo?

Apunta tu email y no te pierdas las novedades en Mundo Animal.