Displasia de cadera en perros

La displasia de cadera es una enfermedad multifactorial, multigénica y hereditaria que consiste en un mal encaje de la articulación de la cadera.

Es muy frecuente en perros de razas como Bulldog, el Dogo de Burdeos, el San Bernardo, el Mastín Napolitano, el Pastor Alemán, el Rottweiler y el Golden Retriever.

Los perros afectados presentan cojera entre 5 y 10 meses, aunque en algunos casos no nos dará problemas hasta la vejez.

Actualmente utilizamos la combinación de diversos tratamientos:

  • Cirugía: se utilizará una técnica diferente según la edad del paciente y el grado de displasia.
  • Médico: antiinflamatorios y condroprotectores.
  • Fisioterapia y especialmente hidroterapia: permiten reducir el dolor e incrementar la masa muscular sin lesionar la articulación.
  • Manejo del entorno: dormir en un colchón terapéutico, evitar humedades i utilizar un abrigo en invierno, practicar ejercicio moderado y mantener un peso bajo. La acupuntura puede ayudar a reducir la sensación de dolor. En casos graves deberemos utilizar soportes de cadera o sillas de ruedas.
  • Prevención: cuando adquirimos un cachorro de una raza predispuesta, es importante asegurarnos que sus padres no sufren la enfermedad.

 

Piensos para la displasia de cadera



Eukanuba Joint Mobility
48,00 € Descuento: 20 %


Advance VD Articular Care Canine
49,99 €


Purina Veterinary Diets JM (Movilidad articular)
65,44 € Descuento: 10 %


Encuentra más productos en nuestra tienda



¿Te ha gustado este artículo?

Apunta tu email y no te pierdas las novedades en Mundo Animal.