Hacer del juego una experiencia positiva

Para conseguir un juego constructivo, es necesario que refuerce en la mente del perro del concepto que tú eres el líder, debe ser un tipo de actividad que le guste a tu perro, y debe ser un juego seguro para tu perro.

Es aconsejable dedicar al menos 15-30 minutos cada día para jugar con tu perro. “No tiene porque ser una jornada de media hora larga de juego”, afirma Karen Overalll, D.V.M., directora de la Clínica de Comportamiento Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Pensilvania. “Es mejor jugar cinco minutos, cinco veces al día, que comprometerse a jugar media hora o una hora entera seguidas”.

Sea creativo con su tiempo. Por ejemplo, lánzale la pelota mientras estés hablando por teléfono. Deberías iniciar el juego con tu perro como premio por su buen comportamiento.

Según Steve Lindsay, experto en comportamiento canino de Philadelphia (Pensilvania), debe haber un principio y un final del juego, y reglas para jugar; no podemos coger de repente una cuerda o un trozo de tela, hacer que el cachorro juegue con ella, y dejarla en el suelo e irnos. Es importante que el juego tenga una estructura.

Al iniciar, controlar y finalizar la sesión de juego, el papel del propietario como líder se enfatiza y se potencia.

Cuando decidimos qué actividad llevar a cabo con nuestro perro, es importante conocer qué le gusta hacer a cada raza, de manera que juguemos mejor con nuestro perro. Los sabuesos, por ejemplo, no suele recoger pelotas, pero les encanta perseguir objetos que ruedan. A los perros de pastoreo les gustan las actividades en equipo y que requieren atención, y por ello, la “agility” es una actividad ideal para ellos. Si tiene un Labrador retriever, el ir a buscar y traer cosas es el juego de elección. “Pero si su perro no es un retriever, el cobrar objetos no está dentro de su repertorio de actividades, y podemos frustrarnos intentando enseñárselo”, afirma Overall.

Por otra parte, tu perro puede divertirse saltando y cogiendo objetos. Debemos llevar con nosotros varios Frisbees cuando salimos fuera a jugar con nuestro perro. Sujeta el Frisbee por encima de tu cabeza para que el perro salte y lo coja. Cuando lo agarre, puede que lo deje caer – y así es como juega él si no es un retriever. Pero si no le importa ir recogiendo, el Frisbee sigue siendo una buena opción.

Asegúrese que cualquier actividad que realice con su perro, sea segura. “Los perros pueden hacer cosas peligrosas puesto que no lo saben y parte de nuestra responsabilidad como dueños de mascotas es ver lo que es seguro para nuestros perros y no ponerles en situaciones arriesgadas”, comenta Wilson.

Por ejemplo, los perros de gran volumen y poca altura, como los bulldogs pueden sobrecalentarse si les dejamos que se cansen demasiado. Si tenemos un perro grande, en especial de raza gigante, hemos de controlar cuánto corre, los frenazos súbitos o los saltos que les permitimos realizar. Esto es especialmente crítico antes de los 18 meses de edad; los huesos y músculos del perro se están desarrollando todavía y un exceso de actividad física mientras es cachorro puede ocasionarle problemas para el resto de su vida. Si no estás seguro de qué actividades son apropiadas o no para tu perro, es aconsejable consultar con tu veterinario.


Recompensas para perros



Dental Gosbits
13,90 €


Gosbits Salmon & Rice
5,95 €


Galletas Eukanuba Healthy Puppy
8,79 €


60 Barritas individuales Alpha spirit
11,90 €




Encuentra más productos en nuestra tienda



¿Te ha gustado este artículo?

Apunta tu email y no te pierdas las novedades en Mundo Animal.



Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

Este sitio web usa cookies, puedes ver la politica de cookies aqui
Política de cookies