Adiestrar al perro a sentarse en la lejanía

Aunque creas que tu perro se sienta cuando se lo pides, probablemente no lo hará si está lejos de ti. De hecho, seguramente no se sentará si hay alguna variación en el entorno durante el adiestramiento.

Si le das la espalda y le pides que se siente, probablemente no lo hará. Si te tumbas y le pides que se siente, probablemente tampoco lo hará. Si le pides que se siente mientras camina a tu lado pero tú continúas andando, seguramente no lo hará.

No te preocupes, no es que tu perro sea un desobediente, como ocurre con todos los perros, tu perro es un discriminador muy preciso y sólo ha aprendido a hacer exactamente lo que le has enseñado: a sentarse cuando está delante de ti o si está quieto junto a ti.

De modo que necesitas enseñarle a sentarse en cualquier situación posible, especialmente si está lejos de ti y distraído.

Peculiaridades de la educación canina

Educar a un perro es muy distinto a educar a un ser humano. Una persona puede trasladar un aprendizaje en un escenario y situación a otros de diferentes, pero un perro aprende única y exactamente lo que tú le enseñas. Para adiestrar a un perro con el fin de que se siente en cada situación imaginable, necesita literalmente ser puesto en dichas situaciones.

Antes de enseñarle a obedecer a distancia, hay que asegurarse de que la comprensión verbal de tu perro sea al menos del 90% cuando está a tu lado. Si tu perro no se sienta rápidamente cada vez que le ordenas verbalmente que lo haga cuando está delante tuyo y mirándote a la cara, es difícil pensar que lo hará estando a cuarenta metros de ti mientras está persiguiendo una paloma o abalanzándose contra otro perro.

Cuando tu perro se aleja de ti corriendo, no puede ver tus gestos o tu lenguaje corporal (que entiende fácilmente), por lo que las órdenes verbales son la única forma de hacerle reaccionar. Así que, primero debes comprobar que tu perro responde a tus órdenes verbales desde lejos.

Adiestramiento canino, control ante posibles problemas conductuales

Debemos enseñar a nuestros perros a obedecer a distancia porque cuando podemos controlar a nuestros perros desde lejos, estos podrán disfrutar de una calidad de vida extremadamente mejor.

No necesitará estar encerrado cuando amigos y familiares nos visitan en casa, y podrá pasear sin correa por el parque y en zonas cercadas, porque tendremos la seguridad de que nuestro perro se sentará cuando se lo pidamos.

Si el perro se sienta rápidamente cada vez que se lo pedimos, se podrá resolver prácticamente cada problema de conducta que se produzca. El perro no podrá abalanzarse, perseguir a gatos, perseguirse la cola o escaparse si está sentado. Es por esto por lo que enseñar a tu perro una orden de emergencia desde lejos es tan importante.

Cómo conseguir que el perro obedezca a las órdenes verbales a distancia

Primero, hay que valorar lo bien que tu perro entiende órdenes verbales desde cerca. Llévalo de paseo y cada 10 metros o así, ordena a tu perro que realice una secuencia de quieto-tumba-quieto-sienta-tumba-sienta, hasta que hayas completado 20 secuencias.

Usa solo instrucciones verbales, sin gestos o lenguaje corporal instintivo. Haz un seguimiento de cuántas órdenes verbales son necesarias para que tu perro responda con los correctos cambios de postura.

Puedes pedir a alguien que grabe el ejercicio para poder puntuar a tu perro correctamente posteriormente. Entonces, por cada cambio de postura, por ejemplo, de quieto a tumba, divide el número de cambios de postura (20) por el número de “tumba” verbales que has necesitado decir, multiplica el resultado por 100 y tendrás el porcentaje de fiabilidad para esta orden verbal.

Por ejemplo, si has tenido que decir “tumba” 43 veces para que tu perro lo hiciera durante las 20 secuencias, su porcentaje de fiabilidad sería 20/43 x 100 = 47%. No es aún suficiente, y necesitarías seguir practicando. Una vez que la fiabilidad de tu perro exceda el 90%, podremos enseñarle órdenes a distancia fácilmente.

Ejercicio de adiestramiento del perro a las órdenes verbales a distancia

Cuando tu perro entienda bien las órdenes desde cerca, podemos empezar a enseñárselas desde lejos. Cuando se enseñan órdenes nuevas debemos utilizar siempre la misma secuencia – primero la orden nueva (que queremos enseñarle) seguida de la antigua (que ya conoce), usándola como señuelo verbal para que produzca la respuesta deseada.

  • Primero pedimos al perro desde lejos que se siente e inmediatamente hacemos lo mismo desde cerca. Como damos las dos instrucciones siempre en el mismo orden, el perro aprende a anticipar o predecir la orden cercana cada vez que oye la lejana. Y después de varios intentos empezará a reaccionar en cuanto oiga la orden lejana.
  • Ordena a tu perro “tumba-quieto”, da un paso hacia atrás y di “sienta”. Si el perro se sienta, alábale efusivamente y ofrécele un par de golosinas como premio. Si no se sienta inmediatamente, ponte justo delante de él y di “sienta”. Esta vez seguramente obedecerá. Alábale y ofrécele un poco de pienso.
  • Da un paso hacia atrás con el perro en posición sienta-quieto y di, “tumba”. Si responde correctamente alábale y recompénsale efusivamente. Si no lo hace, simplemente da otro paso hacia atrás y pídele que se tumbe de nuevo.
  • Recuerda que tu perro no está espeso o desobediente, sino que todavía no entiende las órdenes desde lejos. Después de practicar la orden desde lejos unas seis u ocho veces seguidas de la orden desde cerca, pronto empezará a reaccionar en cuanto oiga la orden desde lejos. El adiestramiento será más rápido cada vez y notarás como aprende a sentarse rápidamente cuando se lo instruyas desde 2 metros de distancia, luego desde tres, desde cinco, etc.
  • Asegúrate que tu perro se acostumbre a trabajar en entornos diferentes. Practica con él primero sin la correa dentro de casa, en tu jardín, en jardines de tus amigos o sitios controlados. Cuando salgáis a pasear, prueba a pedirle que se siente llevando una correa corta, y luego con una correa más larga o extensible, hasta que estés preparado para practicar con tu perro sin correa en parques y otras zonas seguras.

 

Recompensas para perros



Dental Gosbits
6,95 €


Gosbits Salmon & Rice
5,95 €


Galletas Eukanuba Healthy Puppy
8,79 €


60 Barritas individuales Alpha spirit
11,90 €


Encuentra más productos en nuestra tienda



¿Te ha gustado este artículo?

Apunta tu email y no te pierdas las novedades en Mundo Animal.