La diabetes Melitus en gatos

gato diabetico en el veterinario

La diabetes mellitus es una enfermedad del sistema endocrino en la que existe una falta de insulina (diabetes tipo I o insulino dependiente) o bien existe insulina pero ésta no puede actuar adecuadamente (diabetes tipo II o no insulino dependiente).

La insulina es la hormona que controla el metabolismo de los carbohidratos, en consecuencia la falta de acción de la insulina no permite que las células del organismo aprovechen la glucosa. La diabetes mellitus es una enfermedad bastante frecuente en los gatos y tiene unas características muy diferentes en relación al perro tanto en su presentación clínica, como en su diagnóstico o tratamiento.

Síntomas de la diabetes en el gato

Los síntomas de la diabetes son los mismos que en los perros o en las personas y son los siguientes:

  • Aumento de la sed y la cantidad de orina (poliuria y polidipsia)
  • Aumento del apetito (polifagia) y generalmente la pérdida de peso.

El problema está en que debido a los hábitos propios de los gatos es generalmente difícil para el propietario saber con exactitud si el gato bebe o orina más de la normal, incluso puede ser difícil saber si come más de lo normal si es un gato que tiene toda la comida a su disposición.

Muchos de los gatos diabéticos son gatos obesos que ya de por sí comen más comida de la normal. En ocasiones un gato diabético puede sufrir una descompensación conocida como cetoacidosis. Los síntomas de cetoacidosis son la falta total de apetito, vómitos, diarrea, debilidad y deshidratación.

Esta es una situación grave que puede provocar la muerte del gato si no se trata a tiempo y de manera agresiva. Ocasionalmente la diabetes en los gatos provoca alteraciones en la funcionalidad de los nervios periféricos (neuropatía periférica diabética) y problemas de locomoción.

¿Qué tipo de diabetes es el más frecuente en los gatos?

En general el tipo de diabetes más frecuente en los gatos es la diabetes tipo 2 o no insulino dependiente. Suele presentarse en gatos de edad adulta o avanzada, con obesidad manifiesta y que llevan una vida sedentaria.

test de diabetes en gatosEn este caso no existe una falta total de síntesis de insulina en el páncreas sino que la obesidad y otras alteraciones metabólicas provocan un fenómeno de resistencia a la insulina, es decir que la insulina no puede ejercer su acción.

Esto es muy importante ya que estos gatos potencialmente pueden dejar de ser diabéticos si se soluciona el problema de la obesidad. Otra característica importante es que algunos de estos gatos pueden tratarse con medicamentos orales (hipoglicemiantes orales) y no necesitan ser pinchados diariamente con insulina.

¿Cuando necesita insulina un gato diabético?

Deberan tratarse con insulina los gatos que sufren de diabetes tipo I ya que estos si tienen una verdadera falta de insulina y además el tratamiento será para toda la vida.

Muchos de estos gatos incluso deben pincharse dos veces al día ya que los gatos eliminan la insulina muy rápidamente. También deben tratarse con insulina muchos gatos con diabetes tipo II pero que debido a estar durante tiempo con los niveles de azucar altos el páncreas ha dejado de fabricar insulina; es decir son gatos con diabetes tipo II que se ha convertido en tipo I.

Resulta interesante destacar un porcentaje importante de estos gatos dejan de necesitar la insulina al cabo de un tiempo, es decir se revierte la falta de insulina en el páncreas y vuelven a ser diabéticos tipo II, pudiendo ser tratados con dieta y/o hipoglicemiantes orales.

¿Existen algunos medicamentos que pueden favorecer la aparición de diabetes?

La administración de altas dosis y/o durante largo tiempo de cortisona puede favorecer la aparición de diabetes ya que la cortisona es una hormona antagonista de la insulina.

gato diabetico

Los tratamientos para la inhibición del celo en las gatas (en pastillas o inyecciones) aún son más peligrosos que la cortisona ya que la progesterona también tiene un efecto antagonista de la insulina.

La diabetes que pueda aparecer como consecuencia de alguno de estos tratamientos (diabetes secundaria) desaparece al cabo de un tiempo de suspender el tratamiento.

¿Qué alimentación debe administrarse a un gato diabético?

La alimentación de los gatos diabéticos es la gran diferencia respecto a la que alimentación de los perros.

No es posible aconsejar un único tipo de dieta para todos los gatos diabéticos, así como tampoco se puede pretender una sincronización entre las comidas y las inyecciones de insulina como se hace en las personas.

Los gatos obesos con diabetes tipo II deben perder peso para poder controlar mejor su estado diabético, por lo tanto en este caso deben adminstrarse comidas bajas en calorias hasta alcanzar el peso ideal.

En los gatos con diabetes tipo I, generalmente delgados o incluso muy delgados, los estudios más recientes han demostrado que la mayor dieta es una dieta muy rica en proteínas como puede ser una comida de gatito en crecimiento. Recientemente ha aparecido en el mercado la primera dieta comercial específica para gatos con diabetes basada en estos últimos estudios.

Pienso y accesorios para gatos obesos

Gastos de envío gratis en todos los pedidos en Tienda Mundo Animal.



Encuentra más productos en nuestra tienda



¿Te ha gustado este artículo?

Apunta tu email y no te pierdas las novedades en Mundo Animal.