Gato Birmano

Gato Birmano

  • Características del gato birmano
  • Descripción del gato birmano
  • Historia del gato birmano
  • Caracter del gato birmano
  • Videos del gato birmano
  • Fotos del gato birmano
  • Características del gato birmano

  • Cabeza: Cráneo fuerte, ancho y redondeado; con un punto ligeramente plano frente a las orejas; mejillas plenas con un hocico un tanto redondeado; mentón fuerte; mandíbulas pesadas; nariz de longitud y anchura medianas, perfil romano.
  • Orejas: De longitud mediana, casi tan anchas como altas en su base; colocadas tanto a los lados como sobre la cabeza; redondeadas en la punta.
  • Ojos: Casi redondos con una expresión dulce; bien separados con la esquina exterior inclinada ligeramente hacia arriba. De color azul, mientras más profundos y violetas mejor.
  • Cola: De mediana longitud.
  • Pelaje: Medianamente largo, de textura sedosa, con un pesado anillo en el cuello; no varía.
  • Color: Los colores aceptables dependen de la asociación; por ejemplo, en la CFA solo se reconocen los cuatro colores del gato birmano originales: punto foca, punto azul, punto chocolate y punto lila, debido a que estos son colores que ocurren de manera natural. TICA, adicionalmente a los cuatro colores tradicionales, acepta los siguientes: canela, café, rojo y crema; puntos de colores parciales de caparazón de tortuga en foca, azul, chocolate, lila y canela; puntos de colores parciales tipo lince en foca, azul, chocolate, canela, lila, café, rojo y crema; y puntos de colores parciales torbie en foca, azul, chocolate, canela, lila y café.
  • Descripción del gato birmano

    Los gatos birmanos nacen completamente blancos, después desarrollan color en los puntos. El sombreado de las patas viene después, así que el periodo de espera para que las marcas de los guantes aparezcan es de gran ansiedad para los criadores de gatos birmanos, debido a que las marcas de los guantes son las mas difíciles de perfeccionar. El gen que gobierna esta característica es el gen dominante factor de manchas blancas, el cual es muy difícil de controlar.
    En el ideal de gato birmano, los guantes blancos de las patas delanteras deben terminar en, o entre las segundas o terceras coyunturas de las patas. En las patas traseras, los guantes deben cubrir todos los dedos y deberán extenderse más allá de los guantes de las patas delanteras. Los guantes se deben extender por la parte trasera del empeine y en esta área son llamados listones. Idealmente, los listones terminan en un punto o en una “V” invertida y deben extenderse de la mitad a tres cuartos del empeine. La simetría de los listones es deseable. Idealmente los guantes delanteros deben ser iguales y los guantes traseros también deben ser iguales, y los listones también deben ser iguales. Sin embargo, obtener gatos birmanos con buenos guantes es la espina en la pata de cualquier criador de birmanos.

    Historia del gato birmano

    De acuerdo a la leyenda de hace siglos, los gatos completamente blancos residían en los templos budistas de Birmania (hoy Myanmar), y eran reverenciados como los transportadores felinos de las almas de los sacerdotes quienes habían dejado el plano mortal. (El término para este proceso es transmutación, lo que significa el cambio de una forma a otra). La diosa de la transmutación, Tsim-Kyan-Kse, era adorada en estos templos, representada por una estatua dorada con brillantes ojos de zafiros.

    Mun-ha, un sacerdote u adorador de Tsim-Kyan-Kse, sirvió en el templo de Lao-Tsun. Cada noche el compañero fiel de Mun-Ha, Sinh, uno de los 100 gatos blancos sagrados que vivían en el templo, se unía a Mun-Ha en sus plegarias nocturnas frente a la estatua dorada.

    Un día, unos merodeadores de Siam saquearon las riquezas del templo y golpearon a Mun-Ha. Mientras Mun-Ha estaba tirado y muriendo, Sinh coloco sus patas en la cabeza de Mun-Ha y miro la estatua de Tsiam-Kyan-Kse.

    De pronto, el pelaje blanco de Sinh cambio a un hermoso tono dorado, su cara y cola se oscurecieron al color de la tierra, y sus ojos cambiaron de amarillo a un profundo azul zafiro. Las patas de Sinh, sin embargo, permanecieron blancas como símbolo del espíritu puro de Mun-Ha. La siguiente mañana, todos los gatos del templo habían sufrido la misma transformación. Durante los siguientes siete días Sinh rechazo todo alimento y finalmente murió, llevando el espíritu de Mun-Ha al paraíso.

    La historia moderna, más científica, de esta raza, también llamada el Gato Sagrado de Birmania, comienza en 1919, cuando un par de gatos birmanos llegaron a Francia. Se asocian dos historias diferentes con este par de gatos, y, como la leyenda, ninguna está documentada. La primera dice que cerca del comienzo del siglo veinte, el templo de Tsim-Kyan-Kse fue saqueado otra vez. Dos occidentales, Auguste Pavie y el Mayor Gordon Russell, ayudaron a algunos sacerdotes y a sus gatos sagrados a escapar al Tibet. Cuando los dos regresaron a Francia en 1919, los sacerdotes agradecidos, les enviaron un par de gatos birmanos.

    En la segunda y menos romántica historia, un individuo llamado Sr. Vandelbilt compro el par de gatos birmanos de un sirviente descontento del templo de Lao-Tsun.

    En ambas historias, el gato, Maldapour, murió en el viaje por el océano a Francia, pero la hembra, Sita, llego a Francia embarazada de Maldapur, y se convirtió en la base Europea de la raza birmana.

    La raza floreció y en 1925 el gato birmano fue formalmente reconocido en Francia y se escribió el primer estándar de la raza. La raza se desarrollo y refino en este país hasta el caos de la Segunda Guerra Mundial, cuando la raza prácticamente se extinguió. En un punto, la raza birmana disminuyo a un solo par de gatos.

    Con un cruce cuidadoso entre razas de gatos, la raza birmana fue restablecida y para 1955 los gatos birmanos se comenzaron a exportar a Inglaterra. Fueron reconocidos oficialmente como una raza de pura sangre en Bretaña en 1966.

    En 1959 el primer par de gatos birmanos llego a los Estados Unidos, y en 1967 la raza fue oficialmente reconocida en América. Desde entonces, el gato birmano ha florecido en los Estados Unidos y va en camino de convertirse en una raza popular y bien conocida.

    Caracter del gato birmano

    Los gatos birmanos son afectuosos, nobles y fieles compañeros con un aire de dignidad que parece provocar la adoración de sus compañeros humanos. Como antiguos gatos de templos, los gatos birmanos parecen estar acostumbrados a la adoración. Son muy inteligentes y afectuosos, y de acuerdo a sus adeptos, muy orientados a las personas. Generalmente se aproximaran a los visitantes con curiosidad en lugar de miedo.

    Debido a su amable temperamento, los gatos birmanos son fáciles de manejar, de cuidar, y de exhibir, y son excelentes mascotas para todo aquel que quiera un compañero callado que ofrecerá su amor y afecto a cambio de un poco de bien merecida adoración.

    Videos del gato gato birmano


    Fotos del gato gato birmano

    Salud y alimentación felina



    FRONTLINE COMBO SPOT-ON GATOS
    18,00 €


    Frontline Spot On gatos
    16,90 €


    Limpiador de ojos para perros Beaphar
    15,43 €


    Limpiador de oídos Beaphar
    23,60 €


    Beaphar Bucal Water
    14,08 €


    Malta para gatos Akiball
    10,85 €


    Royal canin LIGHT Care
    58,80 € Descuento: 20 %


    Royal Canin WET Vet Cat NEUTERED WEIGHT BALANCE. Sobres
    22,40 €




    Encuentra más productos en nuestra tienda



    ¿Te ha gustado este artículo?

    Apunta tu email y no te pierdas las novedades en Mundo Animal.



    1 pingback on this post
    Submit your comment

    Please enter your name

    Your name is required

    Please enter a valid email address

    An email address is required

    Please enter your message

    Este sitio web usa cookies, puedes ver la politica de cookies aqui
    Política de cookies