Infecciones respiratorias en los gatos

Entendemos por infección respiratoria aquel proceso producido por virus o bacterias en el aparato respiratorio, excluyendo ciertas enfermedades provocadas por tipos muy concretos de parásitos pulmonares. Las infecciones respiratorias en son una de las enfermedades más frecuentes que pueden padecer los gatos que no han sido protegidos por medio de las vacunas.

Generalmente, son infecciones causadas por Herpesvirus y Calicivirus, que provocan síntomas de infección en las vías respiratorias altas y también en los ojos, la boca, y ,menos frecuentemente, en las vías respiratorias bajas. Existen algunas bacterias como Bordetella o Mycoplasmas que pueden provocar infecciones secundarias en gatos infectados por los virus anteriores y empeorar el cuadro clínico. Otras infecciones menos frecuentes son las infecciones por hongos como la Criptococosis. A continuación veremos los distintos tipos de infección causadas por diferentes agentes.

Infecciones por virus

Las infecciones por Herpes y Calicivirus son muy frecuentes y comparten unos síntomas muy similares, por lo cual se tiende a denominarlas en común como infecciones de vías respiratorias altas, rinotraqueítis felina o coriza. Los gatos enfermos presentan un cuadro marcado por la conjuntivitis, rinitis (estornudos y secreción nasal), faringitis (tos, dolor al tragar) o laringotraqueitis (tos, cambios en el maullido).

 

Infecciones bacterianas

Las infecciones bacterianas de las vías respiratorias suelen provocar complicaciones en gatos con infecciones víricas pre-existentes. En consecuencia, suelen englobarse en la denominación común de infecciones de vías altas o complejo respiratorio felino.

Las infecciones por Chlamydias son frecuentes y suelen provocar conjuntivitis bastante intensas que acostumbran a empezar primero por un solo ojo. Las bacterias que suelen provocar estas infecciones son Bordetella bronchiseptica y Mycoplasma, aunque pueden aislarse otras con menor frecuencia.

En algunos gatos debilitados, desnutridos o con inmunodeficiencias estos cuadros mixtos de infección por virus y bacterias pueden complicarse en bronconeumonías causando que empeore el pronóstico sino se trata a tiempo y de manera agresiva. Las infecciones bacterianas de las vías respiratorias pueden tratarse con varios antibióticos pero los más eficaces contra las bacterias implicadas son tetraciclinas, quinolonas o, en algunos casos, macrólidos.

Infecciones por hongos

La Ciptococosis es una infección grave causada por el hongo Cryptococcus neoformans. Suele producir una infección de la cavidad nasal  en primera instancia, y luego, con el tiempo, la infección afecta al hueso y deforma la cavidad nasal produciendo úlceras y secreción nasal crónica.

El aspecto clínico de algunas de estas infecciones es similar al de un cáncer en la cavidad nasal. Esta infección es poco frecuente y suele afectar a gatos con problemas en el sistema inmunitario como pueden ser los gatos con infección por el virus de la inmunodeficiencia felina. El tratamiento consiste en la administración de fármacos derivados imidazoles durante largo tiempo.

Antiparasitarios para gatos



FRONTLINE COMBO SPOT-ON GATOS
18,00 €


Frontline Spray
17,50 €


Collar Bioband Repelente gatos Beaphar
11,05 €


Pipetas Antiparasitarias para gatos Beaphar
13,90 €


Collar Virbac Preventef gatos
14,30 €




Encuentra más productos en nuestra tienda



¿Te ha gustado este artículo?

Apunta tu email y no te pierdas las novedades en Mundo Animal.



Este sitio web usa cookies, puedes ver la politica de cookies aqui
Política de cookies