Las tortugas acuáticas

Las tortugas semiacuáticas:

Los dedos de las tortugas semiacuáticas acaban en uñas y están unidos por membranas interdigitales. El caparazón es plano y hidrodinámico.

Las adultas comen cada dos o tres días; las jóvenes, una o dos veces al día. Hace falta distribuirles la comida poco a poco para evitar que el agua se llene de comida. Son más carnívoras que las terrestres. Un ejemplar adulto ha de consumir carne de vertebrados (pollo, jamón, tortillas) e invertebrados (insectos, gusanos) y un poco de vegetales (lechuga o fruta fresca).

Se pueden tener en el jardín, pero deberéis buscar un sitio resguardado, con un charco con zonas de sol y de sombra y hojas o corchos flotando. Conviene construirles un invernadero. Si las tenéis dentro de casa, han de estar en un terrario con agua y una tercera parte de tierra. La zona terrestre debe de estar cubierta de arena o gravilla con alguna planta. El acceso entre el agua y la tierra debe estar unido por una superficie inclinada. El fondo de la zona de agua será de piedras, gravilla y arena.

Se deberá cambiar el agua un par de veces por semana. Ésta debe de estar libre de cloro, por eso debéis dejarla reposar durante 24 horas antes utilizarla.

tortuga acuatica fuera del agua

Las tortugas marinas:

Son de agua salada, sus extremidades se han transformado en aletas y no se les distinguen los dedos. Está prohibida su venta en España.

Productos recomendados para reptiles

¿Te ha gustado este artículo?

Apunta tu email y no te pierdas las novedades en Mundo Animal.