El veneno de las serpientes

Componentes del veneno de las serpientes

– Glucoproteínas.
– Polipéptidos.
– Encimas.

Todos los venenos ya sean de serpientes o de otros animales, son casi tan complejos como el propio animal en si, podríamos decir que es el súmmum en lo referente a la evolución en sistemas de ataque y defensa dentro del mundo animal, pues funciones como el mimetismo producen tanto temor efectivo en presas y depredadores y este una vez descubierto pierde toda efectividad.

Como venenos tenemos dos grupos diferenciados en venenos neurotóxicos y hemotóxicos-citotóxicos, el primero es propio de elápidos e hidrófidos principalmente, el segundo es mas de crotalidos y viperinos.

El veneno de las serpientes en sí es un liquido con un alto porcentaje de agua, aproximadamente el 70%, el resto son una mezcla de enzimas proteicos, cadenas de aminoácidos y detritos celulares. Normalmente es transparente pero puede ser amarillento o verdoso en algunos casos, una vez el liquido queda seco se cristaliza y es muy quebradizo similar a savias o resinas.

Las glucoproteínas son proteínas de alto peso molecular y son las responsables de las reacciones anafilácticas o alérgicas.

Los polipéptidos son las neurotoxinas, miotoxinas y cardiotoxinas responsables de las parálisis respiratorias y las depresiones cardiovasculares.

El grupo de las enzimas incluye proteasas, fosfomonoesterasa, fosfodiesterasa, nucleotidasa, ribonucleasa, hialuronidasa etc, todas estas responsables de la hipotensión arterial, citolisis, hemólisis y disgregación de los tejidos en forma de necrosis.

Los venenos de las serpientes pueden ser y de hecho son muy complejos en los efectos que pueden producir y, en algunos casos, solo una gota es suficiente para causar un desajuste caótico y fatal en un ser humano, de todas formas en todo el planeta se suceden muchos incidentes con estos animales y el numero de muertes es, en comparación, aceptable. Aunque las cifras y los países cambian, los números cambian aún más; en algunos continentes como el africano u Oriente Medio, los datos siempre son poco fiables. En África se estima unas 1.000 muertes anuales por veneno de serpientes, que posiblemente son más, en oriente ni tan siquiera figuran datos durante años enteros, en Sudamérica varían en algunos centenares alrededor de las 3.000 y peor es en India y sureste de Asia pues varían de 10.000 a 15.000 muertes al año. Estas cifras parecen, y son, elevadas pero debemos tener en cuenta que sólo en países como Brasil se contabilizaron en 1970 mas de 51.000 accidentes de este tipo y sólo fallecieron 1.150.

En zonas más desarrolladas de Europa, América y Australia el numero de muertes es mucho menor, contándose solo unos 50 casos europeos, 20 norteamericanos y canadienses y solo 10 australianos. Es curioso el dato de Australia pues en estas tierras viven las serpientes terrestres con venenos más potentes y es el único lugar del planeta donde se encuentran más especies venenosas que inocuas.

Estos datos son normales en el resto de los continentes, pues no todos cuentan con el mismo número de especies peligrosas ni de medios para los primeros auxilios; posiblemente en breve los países subdesarrollados puedan parecerse en efectividad a los más avanzados.

Los venenos de las serpientes, ya sean neurotóxicos o hemotóxicos-citotóxicos, tienen muchas otras particularidades dentro del mismo conjunto con efectos citotóxicos e inflamatorios, efectos hemolíticos, efectos trombóticos y hemorrágicos, efectos cardiotóxicos, efectos miotóxicos, efectos nefrotóxicos, efectos neurotóxicos y otros efectos como el anafiláctico. Casi todos los venenos producen varios de estos efectos pero algunos son muy puros y sus síntomas suelen ser, quizás más simples, pero igualmente devastadores, es el caso de los Búngaros o de las serpientes de coral entre otras que su toxina solo produce efectos neurotóxicos, pero aun así son de los venenos más potentes.

Aun así y sabiendo que estas serpientes y sus venenos son animales con muy mala reputación para la mayoría de las personas, tenemos que pensar que estas mordeduras de serpientes son accidentes y que no son monstruos a los que tengamos que exterminar; la información y la precaución son las mejores armas para entenderlas y convivir con ellas.

En sucesivos artículos explicaremos detalladamente los venenos y su forma de actuar, a la vez que nos adentramos en un mundillo tan entramado como fascinante.

Productos recomendados para reptiles

¿Te ha gustado este artículo?

Apunta tu email y no te pierdas las novedades en Mundo Animal.



Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

Este sitio web usa cookies, puedes ver la politica de cookies aqui
Política de cookies