Domesticar una iguana

Los reptiles no son animales sociables, pero con un poco de paciencia se puede crear un vínculo de confianza con ellos.

Normalmente, las iguanas para defenderse suelen desplegar el pliegue de debajo del mentón cuando alguien se les acerca, y si estan enfadadas mueven la cabeza, abren la boca y agitan la cola. Si tu iguana únicamente extiende el pliegue, puedes intentar tocarla.

coger una iguana con la mano

Antes de coger una iguana, pon la mano en un rincón alejado del terrario y acércala a ella horizontalmente mientras le hablas con voz suave. Nunca acerques la mano desde arriba porque se espantaría.

Intenta acariciarla o darle comida. Repite este proceso durante varios dás hasta que se de cuenta que no le quieres hacer nada malo. A partir de este punto, puedes cogerla cada día durante unos minutos para que se acostumbre al ti y al contacto humano.

Si dejas la iguana en el suelo de una habitación, no la persigas, intenta que se te acerque ofreciéndole golosinas.

Ante un mordisco de la iguana, no intentes retirar el dedo o la mano porque sus dientes finas pueden cortar la piel, es mucho mejor esperar a que abra la boca para poder hacerlo.

Las iguanas pueden aprender el significado de palabras como “No”, sobretodo variando o acentuando el tono de voz. También llegan a reconocer nuestro lenguaje corporal

Productos recomendados para reptiles

¿Te ha gustado este artículo?

Apunta tu email y no te pierdas las novedades en Mundo Animal.



Este sitio web usa cookies, puedes ver la politica de cookies aqui
Política de cookies