Terrario para iguanas

Iguana Terrario Terrario para iguanas

Cosejos para el terrario de la iguana

· Alojar a una iguana en casa requiere un cierto esfuerzo y gasto inicial para proporcionarle las condiciones que necesita.

· El terrario debe imitar un ambiente arborícola: alto y con ramas a las que trepar.

· La temperatura se mantendrá entre 26 y 32 ºC, con un foco de calor en la parte alta. La humedad debe ser elevada, con bandejas de agua o pulverizando el terrario.

· Los fluorescentes para reptiles proporcionan la radiación UV que la iguana necesita, pero el acceso directo a la luz del sol sigue siendo imprescindible.

· También se puede acondicionar una habitación para que la iguana la habite y no esté confinada en un terrario. Se le puede permitir así cierta libertad de movimientos por la casa, pero siempre vigilada.

Forma, tamaño y materiales

La iguana es arborícola y precisa un terrario lo más alto posible con ramas a las que trepar. Evitar los terrarios anchos y bajos.

El tamaño debe ser lo mayor posible, y en cualquier caso debe permitirle desplazarse cómodamente. Como mínimo debería ser el doble de su longitud total, cola incluida. Debemos tener en cuenta lo rápido que crecen durante los primeros años (hasta 1.5 m en 3 años) y no quedarnos cortos.

El mejor suelo es el de moqueta de césped artificial. También se puede usar turba, pero no conviene emplear substratos granulados como arena para gatos, gravilla, cortezas, o virutas, pues pueden ingerirlos accidentalmente.

El terrario debe tener rejillas que permitan una ventilación adecuada.iguana terrario 2 Terrario para iguanas

La iguana necesita un ambiente tranquilo, con algún rincón del terrario donde sentirse oculta cuando lo desee. Esto se puede lograr situando objetos que actúen de pantalla visual, como vegetación, ramas, una caja-refugio, etc.

Las iguanas son territoriales. Algunos adultos, especialmente los machos, pueden ser muy agresivos con otros individuos. En general no conviene alojar a varias iguanas juntas, y menos aún con otras especies de reptiles.

Temperatura para la iguana: calentita y bien controlada

La temperatura debe estar entre 26 y 32 ºC.

Es necesario que dentro del terrario haya un gradiente de temperatura, es decir, una zona más caliente que otra para que la iguana puede regular su temperatura corporal, situándose en el lugar que más le convenga.

La manera más natural de proporcionar calor a una iguana es colocar una bombilla de cerámica, de infrarrojos o convencional en la parte alta del terrario para que el animal pueda calentarse trepando a las ramas. Los reptiles tienen muy poca sensibilidad a las quemaduras. Por eso la bombilla debe estar situada de modo que la iguana no se pueda acercar lo bastante como para quemarse.

Otras fuentes de calor adicionales pueden ser esterillas y cables calefactores bajo el suelo. Las rocas calefactoras no son adecuadas para una iguana porque pueden producirle quemaduras. Puedes consultar aquí sistemas de calefacción para terrarios.

Iluminación para la iguana: sol y luz ultravioleta

Los rayos ultravioletas son imprescindibles para la iguana. Estos rayos sólo se encuentran en la luz del sol, o en fluorescentes especiales para reptiles. No sirven los fluorescentes domésticos ni los de acuario.

iguana terrario 3 Terrario para iguanas

Los modelos más adecuados son los diseñados especialmente para reptiles de las marcas Zoo-Med y Sylvania reptistar, que emiten una luz de aspecto blanco.

Estos fluorescentes deben ser renovados cada 6 a 12 meses. La mayoría de cristales y plásticos transparentes retienen la luz UV, de modo que la luz debe dar directamente a la iguana para ser efectiva.

La distancia ideal entre el fluorescente y el animal es de 40 a 60 centímetros.

Lo mejor es que la iguana tenga acceso a la luz solar directa con la mayor frecuencia posible, aunque sólo sea unos minutos al día, y además disponga de un fluorescente adecuado.

La luz debe apagarse de noche para proporcionar unas 12 horas de luz y 12 de oscuridad.

Humedad apra la iguana: como en la selva

Las iguanas necesitan una elevada humedad ambiental: entre el 50 y el 70%.

En el terrario debe haber un recipiente poco profundo con agua limpia, lo bastante amplio como para permitir que la iguana se bañe.

Colocar el recipiente al lado de una fuente de calor facilita que el agua se evapore y aumente la humedad ambiental.

También se puede pulverizar con agua el terrario y la iguana varias veces al día.

El agua debe renovarse a diario pues la iguana suele defecar en ella.

Soltar la iguana por casa

Se puede acondicionar una estancia de la casa para que la iguana haga vida en ella, siempre que se le proporcione la temperatura y humedad correctas, así como los posaderos y materiales necesarios.

En zonas de clima cálido se pueden preparar instalaciones al aire libre.

La iguana puede gozar de cierta libertad de movimientos por la casa, pero siempre bajo supervisión para evitar accidentes.

Productos recomendados para reptiles

¿Te ha gustado este artículo?

Apunta tu email y no te pierdas las novedades en Mundo Animal.



Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

Este sitio web usa cookies, puedes ver la politica de cookies aqui
Política de cookies