Que hacer si te muerde una serpiente

mordedura de serpiente

mordedura de serpiente

En este artículo veremos la manera de proceder de forma efectiva para una ayuda rápida, ya sea de nosotros mismos o de otra persona accidentada por una mordedura de una serpiente venenosa, veremos algunas acciones que son tan citadas como polémicas y que en muchos casos empeoran la situación

Valoración de la morderura

La primera observación en caso de una mordedura, es tan simple como importante, lo primero es saber si el animal que ha mordido es o no venenoso. Solo con esto, o con una observación de la zona mordida por la serpiente, y sin alarmarnos en exceso, podemos determinar si el animal es peligroso o si nos encontramos ante una herida envenenada de mayor o menor importancia. Existen ocasiones en que las mordeduras de serpientes venenosas no llegan a inyectar veneno al morder o simplemente golpea por falta de precisión.

Claro que no todo el mundo puede determinar el tipo de serpiente implicado en el accidente, así pues es muy recomendable intentar describir con la mayor exactitud al animal o intentar capturarla para que, en caso de hospitalización, los médicos encargados de estos incidentes tengan una total seguridad de qué veneno y serpiente se trata para actuar mas eficazmente. Si no se tiene ninguna práctica ni medios para capturarla es mejor desistir pues podría conllevar una nueva mordedura de serpiente.

Una manera de aproximarnos al tipo de serpiente responsable es la marca de la dentellada, los colúbridos y boídos dejarán unas marcas más o menos superficiales y poco marcados (excepto en ejemplares de gran tamaño). Estas marcas son casi paralelas y no se observan las dos micropunciones de los colmillos anteriores como en el caso de los elápidos.

Las más fáciles de identificar son las de los vipéridos y los crotálidos ya que el numero de punciones suele ser inferior y las de los colmillos son especialmente señaladas y rara vez solo se encuentra una, ya que la longitud y movilidad de estos colmillos es mucho mayor y se acomodan mejor para clavarse al impactar para morder.

Otro factor importante es el dolor y la inflamación, ya que éstos se producen desde un primer momento después de la picadura. Esto es muy visible sobre todo en serpientes de venenos citotóxicos pues, como ya sabemos, este veneno actúa rápidamente sobre los tejidos con un dolor y una inflamación muy severos en muchas ocasiones.

Esto es importante pero no determinante pues, así como los colúbridos de talla pequeña o mediana casi no causan dolor, los elápidos de venenos neurotóxicos y poco citotóxicos causan muy poco dolor lo que puede producir equivocaciones ya que la peligrosidad es mucho más elevada de lo que parece.

Succión del veneno de serpiente

Un sistema muy discutido ya que puede tener efectos negativos, es el de la incisión y succión de la mordedura de la serpiente. Ésta se realiza inmediatamente después de la picadura pues después de aproximadamente 5 minutos ya no tiene utilidad. La incisión no es un simple corte en la herida y se ha de efectuar con medios y conocimientos mínimos para que no resulte doloroso o traumático para el accidentado y no causarle más daños de los que sean imperiosamente necesarios ya que un corte en una arteria o vena superficial empeoraría la situación con una hemorragia.

Los cortes serán pequeños y lineales de tan solo 1 cm de longitud y 3 o 4 mm de profundidad. Se efectúan con una cuchilla de afeitar o un cuchillo bien afilado y esterilizado con desinfectante o calentándolo directamente con fuego. Los cortes pueden hacerse uno sobre cada punción y otro entre éstas, paralelo a las otras (nunca en diferentes direcciones). Luego se efectúa la succión en un periodo máximo de 25 o 30 minutos, tras este tiempo ya es una técnica sin utilidad y contraindicada.

Compresión de la mordedura

La compresión y la inmovilización del miembro afectado, es el siguiente paso a seguir para continuar un rápido auxilio. Un torniquete ancho o un vendaje poco apretado entre la zona de la picadura y la base del miembro ayudará frenando en parte la expansión del veneno de la serpiente.

Este torniquete tiene que aflojarse durante 2 minutos cada cuarto de hora y será aflojado definitivamente a las 2 o 3 horas. El miembro afectado será inmovilizado en una posición elevada y nunca le ofreceremos ni bebidas alcohólicas ni morfinicos al herido y no aplicaremos hielo sobre la zona de la picadura.

Traslado del herido

Los dolores se combaten con simples analgésicos. Tras desinfectar la herida y las incisiones y tranquilizar lo máximo posible al accidentado le evacuaremos rápidamente a un centro hospitalario.

En todo momento la persona afectada deberá permanecer tumbada. En caso de no encontrarse ninguna población o lugar cercano donde poder ser atendido correctamente, puede complicarse la situación pues el desplazamiento y la actividad aceleran la expansión del veneno. Aún así intentaremos no perder la calma y valorar nuestro tiempo. En función del veneno y de la zona afectada, la muerte puede sobrevenir en un periodo de 4 a 20 horas en las especies neurotóxicas y de unas 48 en las citotóxicas y hemotóxicas. Pasadas estas horas, las posibilidades de sobrevivir se multiplican.

Es vital, sobre todo en excursiones o desplazamientos muy alejados de centros de ayuda, que los primeros auxilios se efectúen correctamente y lo mas rápido posible.

Productos recomendados para reptiles

¿Te ha gustado este artículo?

Apunta tu email y no te pierdas las novedades en Mundo Animal.



1 pingback on this post
Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

Este sitio web usa cookies, puedes ver la politica de cookies aqui
Política de cookies