Enseñar a hablar a un loro

Loros Enseñar a hablar a un loro
Loros Hablando

Enseñar a un loro a hablar puede ser desde una experiencia extraordinaria a una auténtica desesperación. No todas las aves aprenden a hablar. Tampoco todas las personas que tienen loros son buenos profesores. El que un loro llegue a hablar depende de varios factores: la especie, la personalidad, la edad, la relación del ave con la persona y la técnica de aprendizaje empleada.

¿Porque hablan los loros?

Las aves presentan en la bifurcación de la tráquea, el órgano de la fonación, la siringe. La forma de la siringe varia entre los diferentes grupos de aves. Suele estar compuesta de cartílagos, músculos propios y membranas.

La salida de aire desde los sacos aéreos y los pulmones pasa por este órgano. Su musculatura abre más o menos la luz y tensa las membranas. La calidad y la complejidad del canto dependen pues, de la musculatura siringea.

Las psitácidas son unas de las aves que emiten sonidos más elaborados. Hay grupos de aves que pueden realizar un mayor abanico de sonidos. Así, los estorninos pueden realizar un gran repertorio de cantos e imitar los reclamos de otras aves.

¿Que es hablar?

En un principio se pensaba que algunas aves podían repetir palabras o frases que oían de la gente, sin que llegaran a entender lo que decían. No es por tanto hablar. Estudios posteriores han demostrado que además pueden llegar a entender las palabras y emplearlas en situaciones concretas.

Los estudios realizados por la doctora Irene M. Pepperberg con el famoso yaco Alex son sorprendentes. La doctora Pepperberg estuvo varios meses enseñando a hablar a Alex, que aprendió a nombrar unos 40 objetos diferentes, diferenciar 7 colores, decir frases del tipo “Ven aquí”, “Quiero una manzana” y aprender conceptos abstractos como “igual” o “diferente”, entre otras cosas. No todas las aves llegan a aprender como Alex, pero también algunas pueden llegar a aprender más.

¿Hablan todos los loros?

Hay especies de loros que son mejores habladoras que otras.

El loro gris africano o yaco (Psittacus erithacus) es considerado el que tiene mejor actitud para hablar, seguido de algunas especies de amazonas, como el amazonas frentiazul (Amazona aestiva), el amazonas frentirroja (Amazona autumnalis) y el amazonas real (Amazona ochrocephala).

Algunos guacamayos, como el guacamayo azulamarillo (Ara ararauna) y el guacamayo macao (Ara macao) también tienen capcidad para hablar.

Las cacatúas también pueden aprender a hablar, y a diferencia de los guacamayos tienen la voz más suave. Sin embargo, ni los guacamayos ni las cacatúas son fáciles de enseñar.

Otras especies de psitácidas más pequeñas, como los periquitos (Melopsittacus undulatus) y cotorras del género Psittacula, como la cotorra de Kramer (P. krameri), cotorra de Alejandria (P. eupatria) y la cotorra ciruela (P.cyanocephala), las carolinas (Nymphicus hollandicus), los inseparables (Agapornis sp.) y otras pequeñas cotorras también pueden aprender a hablar, pero es bastante más difícil llegar a conseguirlo.

Los mainates especialmente el mainate de la India son también muy conocidos por sus habilidades parlantes.

¿Como tiene que ser el ave para poder hablar?

Los mejores candidatos

Loro Enseñar a hablar a un loro

Loro

La personalidad de cada ave es diferente y en ultima instancia es lo que condiciona el aprendizaje. Hay yacos que por mucho esfuerzo que pongamos nunca llegan a hablar y periquitos que aprenden a hablar sin que casi se les haya prestado atención.

Las aves que están alerta y pendientes de lo que ocurre alrededor son buenas “alumnas” para aprender a hablar. Parece que están pendientes de lo que decimos y suelen vocalizar diferentes sonidos. Así, los mejores candidatos para periquitos parlantes son aquellos que con frecuencia están cantando o haciendo gorgoteos.
Mejor los machos y los jóvenes

Los machos suelen ser mejores candidatos que las hembras, especialmente en los periquitos y las carolinas. Es importante pasarse mucho tiempo observando las aves antes de seleccionar las más adecuadas para el aprendizaje.

Las aves jóvenes, especialmente si han sido criadas a mano, son mejores alumnas que las aves más adultas. El mejor momento para empezar el aprendizaje es a los 4-6 meses en aves pequeñas, como los periquitos, y entre los 6-12 meses en aves más grandes, tipo amazonas o yaco.
Algunas condiciones para que hable tu loro

Es más fácil enseñar a hablar a un ave que a dos. Dos aves juntas suelen “conversar” más entre ellas y es difícil hacer que hablen. Las psitácidas son criaturas sociales y no les gusta la soledad. Si se las deja solas deben tener a disposición espejos u otros juguetes. El que jueguen no es contraproducente con el proceso de aprendizaje o de amansamiento.

Es fundamental que el animal se encuentre en un buen ambiente para conseguir que pueda hablar. Hay que tratar al ave como si fuera una persona. Debemos ser más amigos del ave que propietarios. El animal se debe situar en un lugar donde pueda recibir una buena atención y donde pueda relacionarse con las personas de la casa.

Si el ave está asustada debemos tener paciencia. Un animal asustado no aprende. Un ave que se encuentre bien entre personas es más fácil que aprenda que si tiene miedo o si está nerviosa. La paciencia es vital, no solo para ganar la confianza del animal sino también para enseñarle a hablar.
Problemas

A veces la facilidad para aprender a hablar se convierte en un problema: el ave puede imitar el sonido del teléfono móvil, el timbre de la casa o repetir palabras “poco educadas” en presencia de una visita. Anécdotas de este tipo hay para todos los gustos, y los propietarios de yacos y amazonas las conocen bien.

Como enseñar a hablar a un loro

Una vez seleccionado un posible buen alumno y dispuestos a dedicarle tiempo y paciencia, hay que seguir una serie de recomendaciones:

  • Desde el momento en que el loro llega a casa hay que dedicarle un tiempo al día a hablarle. Se le puede explicar lo que haces durante el día, contarle cosas… como si se lo dijera a un niño.
  • Hacer que aprendan la primera palabra tal vez sea lo más difícil. Hay aves que lo consiguen en una semana y otras tardan meses, o nunca llegan a aprender a hablar. Una vez que ha aprendido la primera palabra o frase podrá aprender nuevas palabras con mayor rapidez.
  • Para que aprenda una determinada palabra hay que repetírsela de la forma más clara y precisa posible. Es fundamental que mantengamos la atención del ave, hablándole cerca. Para aves pequeñas parece suficiente con dos sesiones diarias de entrenamiento de 10 a 15 minutos. Para aves más grandes se requiere más tiempo. Lo primero que suelen aprender la mayoría es a decir “HOLA”.
  • Hay que enseñarle por asociación. Use siempre la misma frase base para cada cosa. Por ejemplo si le esta enseñando a pedir comida use siempre la palabra QUIERO en la frase de solicitud de comida: “QUIERO UN POCO DE MANZANA, QUIERO UN POCO DE PLATANO”.
  • Fotografía de un propietario enseñando a hablar a su loro
  • No aburra al ave haciendo que repita una y otra vez la misma frase. Si le está enseñando un determinado objeto, es mejor que emplee la nueva palabra en diferentes contextos, por ejemplo: ¿QUIERES MANZANA? AQUÍ TIENES LA MANZANA. HUMMMMM, QUE RICA LA MANZANA.
  • También puede emplear grabaciones de un cassette, pero no más de 15 minutos cada sesión y se debe estar presente para interactuar con el ave y la grabación. Cuanto más tiempo se interactue y se participe con el ave en el proceso de aprendizaje, más aprenderá.
  • Para que aprenda frases concretas hay que hacerlo en periodos específicos, que pueden ser los momentos en que la ave este más expresiva. Las sesiones deben ser cortas, de no más de 15 a 20 minutos.
  • Observe al ave e identifique qué cosas del ambiente llaman la atención del animal, y hable con ella sobre estas cosas.
  • No fuerce al ave a aprender demasiadas frases de una sola vez. Es mejor trabajar pocas frases y que el ave aprenda a utilizar el tono adecuado para cada una. Si se le enseñan demasiadas frases en poco tiempo puede repetirlas sin la entonación adecuada, de una forma homogénea o fría, más parecido a como hablaría un robot futurista que no una persona.
  • Si quiere que aprenda a hablar no empiece a enseñarle a silbar. Puede enseñarle a silbar una vez que ya ha aprendido a decir las primeras palabras.

Videos de loros hablando

Loro imitando a animales

Productos recomendados para pájaros

¿Te ha gustado este artículo?

Apunta tu email y no te pierdas las novedades en Mundo Animal.



1 comment on this postSubmit yours
  1. me fasinan los loros,guacamayas e.t.c.
    yo tengo un lorito en una finca……..son divinos
    jejeje

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

Este sitio web usa cookies, puedes ver la politica de cookies aqui
Política de cookies